DÉJAME SUELTAS LAS MANOS

1 de abril de 2010 2 comentarios
Poesía, Pablo Neruda


Déjame sueltas las manos y el corazón, déjame libre!
Deja que mis dedos corran por los caminos de tu cuerpo.
La pasión –sangre, fuego, besos–  
me incendia a llamaradas trémulas.
Ay, tú no sabes que es esto!

Es la tempestad de mis sentidos
doblegando la selva sensible de mis nervios.
Es la carne que grita con sus ardientes lenguas!
Es el incendio!
Y estás aquí, mujer, como un madero intacto
ahora que vuela toda mi vida hecha cenizas
hacia tu cuerpo lleno, como la noche, de astros!

Déjame libre las manos
y el corazón, déjame libre!
Yo sólo te deseo, yo sólo te deseo!
No es amor, es deseo que se agosta y se extingue,
es precipitación de furias,
acercamiento de lo imposible,
pero estás tú,
estás para dármelo todo,
y a darme lo que tienes a la tierra viniste–
como yo para contenerte, 
y desearte,
y  recibirte!



2 comentarios :

  • Militos dijo...

    ¡QUÉ VOLCÁN DE PASIÓN!

    ME VOY UNOS DÍAS AL CAMPO, no sé como andaré de conexión, así que, siendo Viernes Santo, en el dolor de la pasión de Cristo, te dejo ya mi felicitación para la Pascua de la Resurrección
    Un beso con mi cariño, querida.

  • LC dijo...

    Si mucha pasio'n!
    Pues yo tambi'en estoy de viaje y disfrutando mi querida Militos, mis felicitaciones para ti tambi'en en Pascua de la Resurrecci'on.
    Descansa y disfruta cada momento
    Besitos con todo mi carinho.

Publicar un comentario

 

©Copyright 2009-2016 BUEN DIA MUNDO |